Non reformatio in peius

Non reformatio in peius del momento

non reformatio in peius jurisprudencia

ResumenEl principio de no reformatio in peius (prohibición de reforma in peius significa que una persona no debe ser colocada en una posición peor como resultado de llenar una apelación) debe ser respetado tanto en el juicio del recurso en la ley y el nuevo juicio de la causa, después de la invalidación o la revocación de la sentencia, porque el nuevo juicio es la consecuencia del ejercicio de las vías de impugnación, y la parte debe tener la certeza de que su situación no se verá deteriorada, no sólo en la interposición del recurso promovido sino también en el proceso preprocesal posterior a la admisión del recurso. Así, el principio no reformatio in peius se ajusta al artículo 481 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, no puede crear para el recurrente una situación peor que la anterior a la sentencia recurrida, además de si consiente expresamente en ello o en los casos específicamente previstos por la ley.

Para preguntas técnicas sobre este artículo, o para corregir sus autores, título, resumen, información bibliográfica o de descarga, póngase en contacto con: . Datos generales de contacto del proveedor: http://www.univcb.ro/ .

non bis in idem

En derecho, una reformatio in peius (latín: «cambio a peor») se produce cuando, como resultado de un recurso, el recurrente queda en peor situación que si no hubiera recurrido. Por ejemplo, un recurrente en un caso penal podría recibir una sentencia más severa en la apelación que en su juicio original.

El hecho de que se permitan o no las reformationes in peius depende de la jurisdicción y del derecho procesal aplicable. En las jurisdicciones de derecho civil, las reformationes in peius no suelen estar permitidas en las apelaciones de casos de derecho administrativo, así como en las apelaciones penales y civiles siempre que sólo una parte recurra la decisión. Sin embargo, existen excepciones.

Según la jurisprudencia de las Salas de Recurso de la Oficina Europea de Patentes (OEP), una Sala no puede poner a un único recurrente en peor situación que si no hubiera recurrido la resolución de primera instancia. Por lo tanto, en relación con los recursos, el término «prohibición de reformatio in peius» significa esencialmente que una persona no debe ser colocada en una peor posición como resultado de la presentación de un recurso. Así pues, en general, las Salas de Recurso de la OEP no pueden ir más allá de la solicitud de un único recurrente para colocarlo en una posición peor de la que tenía antes de recurrir[1] El caso central que detalla este principio es el G 4/93 consolidado con el G 9/92.

principle non reformatio in peius scjn

Thus, in relation to the first three cases, if the quantum of the sentence is not prejudicially modified, the change can be made. As for the disqualification, if the variation of this goes from principal to accessory or vice versa without causing a detriment to the appellant, then the change will be feasible.

Thus, the purpose of the appeal is that, at the request of the affected party, the Court of Review examines the appealed judicial decision only in the points expressly requested, overlapping even the judge’s duty of submission to the law, which would imply the correction of obvious errors in the sentence ex officio. Therefore, the Court cannot modify the sentence by worsening the situation of the accused, since this would be contrary to legal certainty by turning the appeal filed against the accused who filed it.

Finally, in relation to the sixth point, it is feasible to impose the provision of therapeutic treatment in crimes against sexual freedom. Here, the treatment is not a penalty, but a security measure that seeks the rehabilitation of the convicted person to society, which does not affect the meaning of the sanction or its harmfulness.