Ley de competencia desleal

ley de competencia desleal de california 17200

La competencia se refiere a los esfuerzos de dos o más empresas comerciales para conseguir el mismo negocio de terceros. La competencia leal significa una competencia justa, abierta y equitativa entre los competidores comerciales.

Muchos países aplican leyes de competencia justa. Las leyes antimonopolio de Estados Unidos pretenden prohibir los acuerdos o acciones que reduzcan la competencia y perjudiquen a los clientes. Una competencia sana puede mejorar los resultados económicos de un país, abrir oportunidades de negocio a sus ciudadanos y reducir el coste de los bienes y servicios en toda la economía.

competencia desleal pdf

Nuestro bufete ha llevado a cabo un gran número de actividades de asesoramiento, negociaciones y juicios en los que la competencia desleal era un problema, y tiene un historial de manejo de casos notables. Nuestro bufete también cuenta con abogados que participaron en la redacción del tratado de la Ley de Prevención de la Competencia Desleal, así como con abogados con amplia experiencia y capaces de responder con precisión a diversos problemas de competencia desleal.

Además, nuestro bufete se ocupa no sólo de los litigios relativos a la competencia desleal, sino también de asesorar sobre la gestión de la información interna para proteger adecuadamente los secretos comerciales. Somos capaces de asistir a los clientes en la creación de un sistema adecuado de gestión de la información confidencial.

competencia desleal ppt

La competencia desleal es esencialmente una práctica comercial engañosa o ilícita que perjudica económicamente a los consumidores o a las entidades comerciales. En esencia, la competencia desleal es un agravio comercial diseñado para detener cualquier práctica desleal que pueda estar ocurriendo en el contexto de un entorno comercial. Las leyes federales y estatales están diseñadas para proteger las inversiones económicas, intelectuales y creativas realizadas por las empresas para distinguirse a sí mismas y a sus productos.

Aquí nos centraremos en las prácticas comerciales desleales que afectan a las empresas y a sus propietarios. Los consumidores que se ven perjudicados por las prácticas comerciales engañosas suelen recurrir a los recursos previstos en las leyes de protección del consumidor.

Las leyes de competencia desleal se regulan a través de una combinación de leyes federales y estatales, incluidas las sentencias judiciales de derecho común. Remontándonos a la Constitución de los Estados Unidos, Artículo 1, Sección 8, Cláusula 3 conocida como la «Cláusula de Comercio», esta sección proporciona la base para la regulación del Congreso de la competencia desleal.

Los estados también han promulgado leyes que regulan desde la apropiación indebida hasta la falsificación de productos. Muchos estados han adoptado su propia versión de la Ley Uniforme de Secretos Comerciales, que define y protege los secretos comerciales. La ley protege esencialmente casi cualquier información que dé a una empresa una ventaja competitiva en el mismo sector.

responsabilidad civil por competencia desleal

Además de las leyes federales, cada estado tiene su propia ley de competencia desleal para prohibir la publicidad falsa y engañosa[1] En California, una de estas leyes es la Ley de Competencia Desleal («UCL»), Código de Negocios y Profesiones §§ 17200 et seq. La UCL «se inspira en gran medida en el artículo 5 de la Ley de la Comisión Federal de Comercio», pero ha desarrollado su propia jurisprudencia[2].

El Código Civil de California § 3369, promulgado en 1872, fue el primer estatuto de competencia desleal de California. Una enmienda de 1933 amplió la ley para prohibir «a cualquier persona [de] realizar un acto de competencia desleal»[4] Esta enmienda, sin embargo, no amplió la protección de la UCL a los consumidores. Esta limitación respondía a la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. de 1931 en el caso FTC contra Raladam[5]. En Raladam, el Tribunal sostuvo que una violación del artículo 5 de la Ley FTC debía demostrar un perjuicio real para la competencia[6].