Delito sedicion codigo penal español

Código penal austriaco traducción al inglés

El que ha sido calificado como el juicio más crucial de la democracia española ha terminado con la condena de varios miembros del Gobierno autónomo de Cataluña (España) y otros dirigentes separatistas por sedición, desacato y/o malversación. Sin embargo, después de haber pasado dos años en la cárcel durante un largo juicio, se les concederá permisos y libertad condicional casi inmediatamente.  Muchos consideran que el Tribunal Supremo español ha dictado una sentencia muy indulgente, condenando por sedición en lugar de por rebelión, la acusación original solicitada por la fiscalía.

Hay que recordar que el Oberlandesgericht de Schleswig-Holstein denegó la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont por rebelión, al entender que los hechos descritos en la Orden de Detención Europea (OEDE) emitida por el juez de instrucción español en 2017 no reunían los requisitos para ser considerados como un delito de «alta traición» (§81 StGB) o de «alteración del orden civil» (§125 StGB) en la legislación alemana, para cumplir con el principio de doble incriminación. Puigdemont sigue en libertad, actualmente en Bélgica.

Código penal del reino unido

El nuevo gobierno de coalición español dijo esta semana que está abierto a modificar el delito de sedición, y tiene la intención de incluirlo entre otras propuestas de reforma del código penal que presentará al Congreso español.

El Tribunal Supremo español condenó en octubre a nueve líderes catalanes implicados en el intento de independencia de octubre de 2017 a hasta 13 años de prisión por sedición. Las sentencias provocaron protestas masivas en toda Cataluña durante octubre y principios de noviembre.

Además de los delitos relacionados con el consentimiento sexual -también un tema importante en España tras el veredicto inicial del juicio de ‘La Manada’ (Wolf Pack) y otros casos similares-, Montero dijo que las propuestas de reforma incluirían aquellas «relacionadas con los acontecimientos que tuvieron lugar en Cataluña».

Para que se apruebe cualquier reforma del Código Penal español, el nuevo gobierno de coalición PSOE-Podemos necesitaría una mayoría absoluta de 176 votos en el Congreso de los Diputados, 10 votos más que los 166 que permitieron volver a votar a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Código penal francés de 1791

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero permanece en gran medida sin verificar porque carece de suficientes citas en línea correspondientes. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Septiembre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Código Penal es una ley que codifica la mayoría de los delitos penales en España. El Código está establecido por una ley orgánica, la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. El artículo 149.6 de la Constitución Española establece la competencia exclusiva de las Cortes Generales sobre el derecho penal en España.

El Código Penal se estructura en dos libros. El primer libro regula las normas generales sobre delitos y penas y el segundo libro regula los delitos y otras situaciones de peligro, a los que el código atribuye penas y medidas de seguridad, respectivamente. El Código Penal es una ley fundamental del derecho penal español, porque es un límite al ius puniendi (o «derecho a castigar») del Estado.

Derecho penal en españa

En la controvertida sentencia del Tribunal Supremo español contra los líderes secesionistas catalanes, siete acusados fueron declarados culpables del delito de sedición (entre otros) y condenados a penas de prisión que van de 9 a 13 años. Es probable que se interponga un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (en adelante, el Tribunal), pero es dudoso que tenga éxito.

Para los políticos y activistas catalanes que han sido castigados con duras penas de prisión, el quid de la cuestión, y por tanto de las posibilidades de éxito de un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, es si las sentencias están justificadas en cuanto a su injerencia en la libertad de reunión.

«(…) que el hecho de que un grupo de personas reclame la autonomía o incluso solicite la secesión de una parte del territorio del país -exigiendo así cambios constitucionales y territoriales fundamentales- no puede justificar automáticamente la prohibición de sus reuniones. Exigir cambios territoriales en discursos y manifestaciones no equivale automáticamente a una amenaza para la integridad territorial y la seguridad nacional del país. (…)»