Real decreto 1322010 de 12 de febrero

importancia de la educación secundaria superior

El Plan es un documento vivo, revisable y cambiante, siguiendo las directrices y normativas dictadas por el Departamento de Educación, en el que se ha implicado a fondo todo el equipo del centro. Para dar respuesta al conjunto de situaciones que pueden darse durante el próximo curso, el plan define cuatro posibles escenarios: el encierro, la educación presencial a tiempo parcial, la educación presencial a tiempo completo y la nueva normalidad. Por tanto, prevé la educación presencial y online, la educación offline y online, las clases sincrónicas y asincrónicas, la gestión emocional de los alumnos y el refuerzo continuo de sus competencias digitales. Todo ello implica el fomento del aprendizaje, la autonomía, la confianza y el bienestar de nuestros alumnos… nuestra razón de ser.

También especifica cuestiones como la distribución del aula, las entradas y salidas, el material y los uniformes, los horarios, los desayunos, los recreos, las evaluaciones, las herramientas educativas y las diferentes áreas del centro. Se ha considerado que toda su superficie es susceptible de ser reestructurada. Por ello, si es necesario, es probable que se reconviertan algunas zonas comunes o aulas con usos específicos, como la biblioteca, nuestros laboratorios y las salas de música y ajedrez, entre otras. De este modo, la escuela «gana» mucho espacio para los alumnos, cumpliendo con la capacidad y las distancias de seguridad requeridas.

finalidad de la enseñanza secundaria

Real Decreto 132/2010, de 12 de febrero, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que imparten las enseñanzas de segundo ciclo de educación infantil, educación primaria y educación secundaria.

La Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora de la enseñanza, establece en su artículo 14 que todos los centros docentes, cualquiera que sea su titularidad, deberán cumplir unos requisitos mínimos en cuanto a titulación académica del profesorado, número de alumnos por profesor, instalaciones docentes y deportivas, y número de puestos escolares, para impartir las enseñanzas con garantía de calidad. Por su parte, el artículo 23 de la misma ley condiciona la apertura y funcionamiento de los centros docentes privados al principio de autorización administrativa, que se concederá siempre que cumplan los requisitos mínimos establecidos.

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, incluye novedades en la distribución de competencias normativas en el primer ciclo de la educación infantil, así como en la organización de las enseñanzas oficiales, que afectan, entre otras, a nuevas materias y a los currículos de las distintas etapas educativas. Por ello, es necesario revisar la normativa básica que regula los requisitos mínimos que deben cumplir los centros docentes que las imparten y, en particular, el Real Decreto 1004/1991, de 14 de junio, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que imparten enseñanzas de régimen general no universitarias, que está vigente como consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo, que anuló el Real Decreto 1537/2003, de 5 de diciembre, por el que se establecen las condiciones de las Normas mínimas de los centros que imparten enseñanzas escolares de régimen general. En este sentido, la regulación básica de los requisitos de los centros docentes que imparten enseñanzas en la Ley Orgánica de Educación debe constituir el denominador común que garantice la prestación del servicio educativo en condiciones de calidad e igualdad para satisfacer el derecho constitucional a la educación.

beneficios de la educación secundaria

Maciá, M. J., Gallardo, A. M., Sánchez, J., García-Tascón, M. (2020). Análisis de la seguridad del material deportivo en la Educación Secundaria Obligatoria. Apuntes. Educación Física y Deportes, 142, 67-75. https://doi.org/10.5672/apunts.2014-0983.es.(2020/4).142.08

El objetivo de este estudio fue analizar el cumplimiento de los requisitos de seguridad del material deportivo utilizado en las clases de educación física en los centros de enseñanza secundaria de la Región de Murcia, España, a partir de las normas NIDE y UNE-EN y de los manuales de buenas prácticas. Los datos se registraron mediante una serie de listas de comprobación ad-hoc con respuestas dicotómicas (0 = no cumple/1 = cumple), analizando un total de 582 equipos propiedad de los centros educativos de la muestra (n = 45). Los resultados presentaron un porcentaje global de cumplimiento de 70,94 ± 8,44, siendo los aros los que presentaron la calificación más alta, con 72,18 ± 12,20, y los estándares de voleibol los más bajos, con 65,79 ± 18,34. También hubo diferencias estadísticamente significativas según la titularidad de los espacios donde se encontraban los equipos y según la ubicación, es decir, en el interior o en el exterior. Se encontraron numerosos riesgos en los equipos evaluados, por lo que se recomienda eliminarlos o reducirlos, junto con un mejor seguimiento y cumplimiento de la normativa aplicable para mantenerlos en un estado de conservación adecuado.

características de la enseñanza secundaria

El rápido cambio social, económico y tecnológico plantea nuevos retos a la sociedad y nuevas y mayores exigencias a su sistema educativo (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2014). Como se indica en este informe, «

Las tecnologías de la información y la comunicación han adquirido una importancia fundamental en la adquisición y reformulación del conocimiento y ejercerán una influencia creciente en el desarrollo de la educación, tanto en la escuela como en la familia

» (Parreira do Amaral, Walther, & Litau, 2013, p.42). Los profesores mencionan la apatía, la indiferencia y la falta de interés de los padres como las principales razones que impiden la interacción entre las familias y las escuelas y, por otro lado, los padres sienten que los profesores los ven como una amenaza para controlar e interferir en sus clases (Galván & Rincón, 2014).

En el caso de España, la participación de los padres en la educación escolar es un derecho y, al mismo tiempo, una obligación básica en las sociedades democráticas, pero al igual que en otros países europeos, las distintas reformas educativas integrales no han podido resolver el problema del fracaso escolar.