Modelo acta administrador unico

Junta general de accionistas única

Las reuniones y los acuerdos son una parte esencial de la gestión de una sociedad limitada de éxito. Es posible que tenga que celebrar reuniones del consejo de administración y juntas generales de los socios (accionistas/garantes) cuando haya que tomar decisiones importantes. Siempre que se celebren estas reuniones formales, deben seguirse ciertas normas y procedimientos para cumplir con el derecho de sociedades.

Si usted es el único administrador y accionista de una empresa, todavía está obligado a celebrar «reuniones» en determinadas situaciones, como la aprobación de resoluciones. Se trata simplemente de una formalidad para cumplir con las normas de la empresa. Sin embargo, la mayoría de las resoluciones pueden aprobarse por escrito (es decir, sin necesidad de celebrar una junta general).

Además, las sociedades de responsabilidad limitada ya no están obligadas por ley a celebrar juntas generales (incluidas las juntas generales anuales) o reuniones del consejo de administración, a menos que los estatutos indiquen lo contrario. Sin embargo, las mejores prácticas dictan que se debe celebrar una junta general anual de los socios y reuniones periódicas del consejo de administración.

Ejemplo de acta de junta de accionistas única

El artículo 248 de la Ley de Sociedades de 2006 exige a todas las sociedades que levanten acta de todos los actos de las juntas y que conserven dichas actas durante los 10 años siguientes a la fecha de la junta. El artículo 248 no se refiere específicamente a la situación que se aplica a los administradores únicos, ya que normalmente una junta está formada por más de una persona.

Sin embargo, se considera una buena práctica que un administrador único deje constancia de sus decisiones. Los administradores únicos suelen dejar constancia de sus decisiones en forma de resoluciones por escrito. Este modelo de resolución puede ser utilizado por los administradores únicos para dejar constancia de sus decisiones y así mantener un registro escrito de los asuntos de la empresa.

Esta Resolución del Administrador Único (Acta) está en formato abierto. Los detalles requeridos deben ser insertados en los campos resaltados o la redacción puede ser ajustada para adaptarse a sus propósitos. El texto entre corchetes es opcional. Si es necesario, deben eliminarse los corchetes y mantener el texto dentro de ellos. Si el texto no es necesario, puede eliminarse.

Una vez que haya adquirido el acceso a la carpeta de documentos correspondiente, haga clic en el botón «Descargar documento» que aparece a continuación. Se le preguntará qué quiere hacer con el archivo. Se recomienda que guarde el documento en una ubicación de su elección antes de verlo.

Actas de reuniones de propietarios únicos

(a) (1) Las asambleas de accionistas pueden celebrarse en el lugar, ya sea dentro o fuera de este Estado, que pueda ser designado por el certificado de constitución o los estatutos, o en la forma prevista en ellos, o si no se designa, según lo determine la junta de directores. Si, de conformidad con este párrafo o el certificado de incorporación o los estatutos de la corporación, la junta de directores está autorizada a determinar el lugar de una reunión de accionistas, la junta de directores puede, a su sola discreción, determinar que la reunión no se llevará a cabo en ningún lugar, pero en su lugar puede llevarse a cabo únicamente por medio de la comunicación a distancia como lo autoriza el párrafo (a)(2) de esta sección.

(2) Si el consejo de administración lo autoriza a su entera discreción, y con sujeción a las directrices y procedimientos que el consejo de administración pueda adoptar, los accionistas y apoderados que no estén físicamente presentes en una junta de accionistas podrán, por medios de comunicación a distancia:

b. Ser considerados presentes en persona y votar en una junta de accionistas, ya sea que dicha junta se celebre en un lugar designado o únicamente por medio de comunicación remota, siempre y cuando (i) la sociedad implemente medidas razonables para verificar que cada persona considerada presente y autorizada a votar en la junta por medio de comunicación remota sea un accionista o un apoderado, (ii) la sociedad ponga en práctica medidas razonables para proporcionar a dichos accionistas y apoderados una oportunidad razonable de participar en la reunión y votar sobre los asuntos sometidos a los accionistas, incluyendo la oportunidad de leer o escuchar las actas de la reunión sustancialmente al mismo tiempo que dichas actas, y (iii) si cualquier accionista o apoderado vota o toma otra acción en la reunión por medio de la comunicación remota, la sociedad mantenga un registro de dicho voto u otra acción.

¿puede un administrador único de una empresa celebrar una reunión del consejo de administración con él mismo como único asistente?

Cuando se dedica tanto tiempo a la creación y gestión de una empresa de éxito, la planificación de la sucesión para los propietarios de empresas y los empresarios no suele ser una prioridad. Sin embargo, tomarse el tiempo necesario para planificar una enfermedad inesperada o un fallecimiento imprevisto es vital para evitar las consecuencias potencialmente devastadoras para los seres queridos del propietario de la empresa, otros accionistas, inversores, empleados y para la propia empresa.

A la hora de determinar qué ocurre con las acciones de un accionista fallecido, el punto de partida es comprobar el acuerdo de accionistas y los estatutos más recientes. Si no hay disposiciones específicas relativas al fallecimiento de un accionista, las acciones pasarán de acuerdo con el testamento del fallecido o, si no hay testamento, según las normas de sucesión.

El riesgo de no incluir ninguna disposición específica en el pacto de accionistas (o de no tener ninguna) es que los miembros de la familia que no tienen un conocimiento real de la empresa o de su funcionamiento pueden tener que tomar decisiones empresariales, a veces con consecuencias potencialmente enormes, en un momento ya increíblemente difícil. Los intereses de los beneficiarios no tienen por qué coincidir con los de los demás accionistas, o puede que no deseen participar en la empresa. Esto puede causar tensiones entre los familiares, así como tensiones entre la familia y los accionistas y la empresa.