Reglamento directiva decision diferencias

lista de reglamentos de la ue

Tipos de legislación de la UELa Unión Europea se basa en el Estado de Derecho. Esto significa que todas las medidas adoptadas por la UE se basan en tratados aprobados democráticamente por sus miembros. Las leyes de la UE ayudan a alcanzar los objetivos de los tratados de la UE y a poner en práctica las políticas de la UE. Hay dos tipos principales de derecho de la UE: el primario y el secundario.

Todas las medidas adoptadas por la UE se basan en los tratados. Estos acuerdos vinculantes entre los países miembros de la UE establecen los objetivos de la UE, las normas para las instituciones de la UE, cómo se toman las decisiones y la relación entre la UE y sus miembros.

Los actos legislativos se adoptan siguiendo uno de los procedimientos legislativos establecidos en los tratados de la UE (ordinario o especial). Los actos no legislativos no siguen estos procedimientos y pueden ser adoptados por las instituciones de la UE según normas específicas.

Los tratados establecen los objetivos de la Unión Europea, las normas de las instituciones de la UE, el modo en que se toman las decisiones y la relación entre la UE y sus países miembros. Los Tratados de la UE se han modificado periódicamente para reformar las instituciones de la UE y dotarlas de nuevos ámbitos de responsabilidad. También se han modificado para permitir la adhesión de nuevos países a la UE.

directivas

1. La legislación de la UE se presenta en tres formas principales: directivas, reglamentos y decisiones. Las directivas son las más importantes y generales de las tres. También hay muchos reglamentos importantes, pero normalmente los reglamentos tienen un enfoque más estrecho y un tiempo de aplicación limitado. Las decisiones son las menos generales de las tres. Las directivas son como verdaderas leyes, y los reglamentos y decisiones son como decretos gubernamentales.

Vemos que el número anual de actos legislativos adoptados por la UE ha crecido de forma constante hasta mediados de los años 90, pero después el crecimiento se ha ralentizado, y en el caso de los reglamentos se ha invertido. En la actualidad

el Consejo de Ministros de la UE o, después de 1993, el Consejo y el Parlamento Europeo (PE) actuando conjuntamente (en virtud de la llamada codecisión, actualmente rebautizada como «procedimiento legislativo ordinario»).

La Comisión también puede adoptar algo llamado «directiva», pero esto es un animal bastante diferente: Las directivas de la Comisión son actos delegados que sólo pueden actualizar y completar los detalles de las directivas ordinarias existentes, y sólo cuando son autorizadas explícitamente por el Consejo y el PE. Si cree que esto es confuso, el Tratado de Lisboa introdujo otra distinción entre directivas de aplicación y delegadas.

qué es un reglamento en la legislación de la ue

Dada la doctrina de la soberanía parlamentaria en el Reino Unido, que significa que no hay límites en cuanto a las leyes que se pueden aprobar o eliminar, podría ser posible que el Parlamento contradijera las leyes de la UE. Pero esto parece incompatible con la permanencia en la UE.

Los «reglamentos» y «directivas» ocupan un lugar central en el sistema de normas de la UE. Los más importantes suelen ser acordados por los representantes de los gobiernos en el Consejo de la UE, así como por el Parlamento Europeo, elegido directamente.

Las noticias de este año han fracturado a las comunidades y han causado confusión y pánico a muchos de nosotros. Nadie puede controlar lo que va a suceder. Pero sí se puede apoyar un debate basado en una información justa, precisa y transparente.

aplicación de las directivas de la ue

Un «reglamento» es un acto legislativo vinculante. Debe aplicarse en su totalidad en toda la UE. Por ejemplo, cuando la UE quiso asegurarse de que hubiera salvaguardias comunes para las mercancías importadas de fuera de la UE, el Consejo adoptó un reglamento.

Una «directiva» es un acto legislativo que establece un objetivo que todos los países de la UE deben alcanzar. Sin embargo, corresponde a cada país elaborar su propia legislación para alcanzar esos objetivos. Un ejemplo es la directiva de la UE sobre los derechos de los consumidores, que refuerza los derechos de los consumidores en toda la UE, por ejemplo eliminando los cargos y costes ocultos en Internet, y ampliando el periodo en el que los consumidores pueden desistir de un contrato de venta.

Una «decisión» es vinculante para sus destinatarios (por ejemplo, un país de la UE o una empresa individual) y es directamente aplicable. Por ejemplo, la Comisión emitió una decisión sobre la participación de la UE en los trabajos de varias organizaciones antiterroristas. La decisión se refería únicamente a estas organizaciones.