Pendiente de adición por límite beneficio operativo no aplicado

beneficio de explotación frente a beneficio neto

Los ingresos de explotación son una cifra contable que mide la cantidad de beneficios obtenidos de las operaciones de una empresa, después de deducir los gastos de explotación como los salarios, la depreciación y el coste de los bienes vendidos (COGS).

Los ingresos de explotación -también llamados ingresos de las operaciones- toman los ingresos brutos de una empresa, que equivalen a los ingresos totales menos el COGS, y restan todos los gastos de explotación. Los gastos de explotación de una empresa son los costes derivados de las actividades operativas normales e incluyen elementos como el material de oficina y los servicios públicos.

Los ingresos de explotación son una medida que muestra qué parte de los ingresos de una empresa se convertirá finalmente en beneficios. Los ingresos de explotación son similares a los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) de una empresa; también se denominan beneficios de explotación o beneficios recurrentes. La única gran diferencia entre los ingresos de explotación y el EBIT es que el EBIT incluye cualquier ingreso no operativo que la empresa genere.

El análisis de los ingresos de explotación es útil para los inversores porque no incluye los impuestos y otras partidas puntuales que podrían distorsionar los beneficios o los ingresos netos. Una empresa que está generando una cantidad creciente de ingresos de explotación se considera favorable porque significa que la dirección de la empresa está generando más ingresos al tiempo que controla los gastos, los costes de producción y los gastos generales.

fórmula del beneficio de explotación con ejemplo

Deficiencia es un fallo material de una propuesta para cumplir con un requisito del Gobierno o una combinación de debilidades significativas en una propuesta que aumenta el riesgo de ejecución del contrato sin éxito a un nivel inaceptable.

Debilidad significa un defecto en la propuesta que aumenta el riesgo de que la ejecución del contrato no sea satisfactoria. Una «debilidad significativa» en la propuesta es un defecto que aumenta de forma apreciable el riesgo de que el contrato no se ejecute correctamente.

En el pliego de condiciones se indicará si todos los factores de evaluación distintos del coste o el precio, combinados, son significativamente más importantes que el coste o el precio, aproximadamente iguales o significativamente menos importantes.

Este proceso permite compensar los factores de coste o precio con los factores no relacionados con el coste y permite al Gobierno aceptar otras propuestas distintas a la de precio más bajo. Los beneficios percibidos de la propuesta de mayor precio deberán justificar el coste adicional, y la justificación de las compensaciones deberá documentarse en el expediente de acuerdo con el apartado 15.406.

(a) El proceso de selección de la fuente técnicamente aceptable de menor precio es apropiado cuando se espera que el mejor valor resulte de la selección de la propuesta técnicamente aceptable con el menor precio evaluado.

ratio de beneficios de explotación

Todos los activos, excepto los terrenos, son amortizables a efectos fiscales. Se establecen tablas orientativas de tasas de depreciación/amortización fiscal que indican las tasas máximas anuales y los años máximos de vida útil para cada tipo de activo, clasificados por sectores de actividad.

Normalmente se utiliza el método de amortización lineal, calculado a lo largo de la vida útil del activo y aplicado sobre el coste del mismo o sobre su valor corregido (si dicha corrección es aceptable a efectos fiscales). Los ajustes extracontables deben incluirse en las liquidaciones fiscales si la depreciación/amortización contable supera la depreciación/amortización fiscal.

Los activos cualificados con una vida útil superior a un año también pueden depreciarse/amortizarse utilizando métodos de balance decreciente. Los edificios, el mobiliario y las instalaciones no pueden amortizarse mediante los métodos de balance decreciente.

Para los periodos impositivos iniciados en 2013 y 2014, la deducción fiscal de las amortizaciones registradas del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias se limitó al 70% de la amortización máxima permitida por la normativa aplicada en la ley española de CIT. Esta limitación no se aplicaba a las pequeñas y medianas empresas. Las amortizaciones registradas que no se dedujeran como consecuencia de esta limitación podían arrastrarse y eran deducibles de forma lineal a lo largo de diez años o, alternativamente, a lo largo de la vida útil del activo, a partir del primer período impositivo que se iniciara en 2015. Para los períodos impositivos que se inicien a partir de 2015, se podrá aplicar un crédito fiscal sobre la cuota bruta del 5% de las cantidades incluidas en la base imponible que resulten de las dotaciones de amortización no deducidas en los períodos impositivos que se inicien en 2013 y 2014. Este crédito fiscal compensa la reducción de los tipos del CIT y garantiza que el límite de amortización fiscal del 70% solo tenga un efecto financiero.

margen de beneficios

Fannie Mae no comprará ni titulizará préstamos hipotecarios garantizados por unidades de ciertos proyectos de condominios o cooperativas si dichos proyectos tienen características que los hacen inelegibles. Dichas características se describen en la tabla siguiente, con detalles adicionales en las secciones que siguen. Todos los proyectos elegibles deben ser creados y permanecer en pleno cumplimiento de la ley estatal y todas las demás leyes y reglamentos aplicables de la jurisdicción en la que se encuentra el proyecto.

Nota: Si un prestamista determina que un proyecto no cumple todos los requisitos de elegibilidad del proyecto de Fannie Mae, pero cree que el proyecto tiene mérito y justifica una consideración adicional, el prestamista puede solicitar una excepción (véase B4-2.2-07, Proyectos con consideraciones especiales y exenciones de elegibilidad del proyecto, para obtener información adicional).

Nuevos proyectos en los que el vendedor ofrece estructuras de venta o financiación que superan las políticas de elegibilidad de Fannie Mae para los préstamos hipotecarios individuales. Estas estructuras excesivas incluyen, pero no se limitan a, contribuciones del constructor/ promotor, concesiones de venta, evaluaciones de la Asociación de Propietarios (HOA) o reducciones del pago de capital e intereses, y/o contribuciones no reveladas en la declaración de liquidación.