Articulo 363 ley sociedades de capital

Ley de sociedades de 2006

(1) A menos que la Ley por la que se constituyó una corporación de Ley especial disponga lo contrario, una corporación de Ley especial constituida después del 30 de septiembre de 1973, una corporación de Ley especial prescrita y una corporación de Ley especial a la que se aplicaba la Ley de Cláusulas Empresariales antes de su derogación está sujeta a lo siguiente (a) las disposiciones de esta Ley que no sean las secciones 10 a 41, 52, 53, 228, 269 a 300 y 302 a 311 y las Partes 11 y 14; (b) las regulaciones hechas bajo esta Ley que no sean (i) las regulaciones hechas con respecto a las secciones 10 a 41, 52, 53, 228, 269 a 300 y 302 a 311 y las Partes 11 y 14, y (ii) las regulaciones que indican expresamente que no se aplican a las corporaciones de la Ley especial. (2) Si hay un conflicto o inconsistencia entre las disposiciones de esta Ley o una regulación hecha bajo esta Ley aplicable a una corporación de Ley especial referida en la subsección (1) de esta sección y una disposición de su Acta de incorporación, la disposición de su Acta prevalece.(3) [Derogado 2011-29-3.]Disolución5

Ley de sociedades

1 – Las sociedades mercantiles tendrán como ley personal la del Estado en el que se encuentre su sede principal y se lleve a cabo su gestión central. 2 – Las sociedades con sede social en Portugal no podrán, sin embargo, impugnar el derecho de terceras sociedades a someterse a leyes distintas de la portuguesa.

3 – A los efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, un representante de la sociedad deberá supervisar el registro de los estatutos por los que se regirá la sociedad.

5 – La decisión de transferencia de la sede social, en los términos del párrafo anterior, deberá respetar las disposiciones relativas a la modificación de los estatutos de la sociedad y, en ningún caso, dicha decisión podrá ser adoptada por menos del 75% de los votos correspondientes al capital social de la sociedad. Los socios que no hayan votado a favor del acuerdo en cuestión podrán renunciar a la sociedad, anunciando su decisión en un plazo de 60 días a partir de la publicación del acuerdo en cuestión.

Ley de sociedades de taiwán

a) En caso de cese de la actividad o actividades que constituyen el objeto social. En particular, se entenderá que el cese de actividades se produce tras un periodo de inactividad superior a un año.

e) En caso de pérdidas que reduzcan el patrimonio neto a una cuantía inferior a la mitad del capital social, salvo que éste se incremente o reduzca suficientemente, y siempre que no sea necesario solicitar el concurso de acreedores.

La junta general puede adoptar un acuerdo de liquidación, si la resolución o resoluciones necesarias para la eliminación de las causas están incluidas en el orden del día de la junta. Una de las causas más comunes para la liquidación de una sociedad es la prevista en el apartado e) anterior. Para solucionar estas causas, se puede optar por alguna de las propuestas que sugiere nuestra compañera Carla Villavicencio en este artículo.

En caso contrario, los administradores deberán convocar una junta general en el plazo de dos meses para adoptar un acuerdo de liquidación o, si la sociedad es insolvente, deberá solicitar el concurso de acreedores. No obstante, cualquier accionista puede solicitar la convocatoria de la junta si, a su juicio, existen motivos para la liquidación o la empresa es insolvente.

Ley de sociedades de 2013

relativa a la coordinación de las garantías exigidas en los Estados miembros a las sociedades, definidas en el párrafo segundo del artículo 54 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, con el fin de proteger los intereses de los socios y terceros, en lo relativo a la constitución de la sociedad anónima, así como al mantenimiento y modificaciones de su capital, con objeto de hacerlas equivalentes

La Segunda Directiva 77/91/CEE del Consejo, de 13 de diciembre de 1976, tendente a coordinar, para hacerlas equivalentes, las garantías exigidas en los Estados miembros a las sociedades definidas en el párrafo segundo del artículo 54 del Tratado, con el fin de proteger los intereses de los socios y terceros, en lo relativo a la constitución de la sociedad anónima, así como al mantenimiento y modificaciones de su capital (3), ha sido modificada en diversas ocasiones y de forma sustancial (4). Dado que se van a introducir nuevas modificaciones, conviene refundirla en aras de la claridad.

La coordinación prevista en la letra g) del apartado 2 del artículo 50 del Tratado y en el Programa general para la supresión de las restricciones a la libertad de establecimiento, iniciado por la Primera Directiva 68/151/CEE del Consejo, de 9 de marzo de 1968, tendente a coordinar las garantías que, para la protección de los intereses de los socios y terceros exigidas por los Estados miembros a las sociedades definidas en el segundo párrafo del artículo 58 del Tratado, con el fin de hacerlas equivalentes en toda la Comunidad (5), es especialmente importante en relación con las sociedades anónimas, ya que sus actividades predominan en la economía de los Estados miembros y con frecuencia se extienden más allá de sus fronteras nacionales.