Reglamento 18302003

Directiva 2001/18/ce

El presente Reglamento establece un marco para la trazabilidad de los productos que contienen o están compuestos por organismos modificados genéticamente (OMG), así como de los alimentos y piensos producidos a partir de OMG, con el fin de facilitar un etiquetado preciso, controlar los efectos sobre el medio ambiente y la salud humana y, al mismo tiempo, prever la aplicación de las medidas adecuadas de gestión del riesgo, incluida, en caso necesario, la retirada de los productos. En la primera fase de la comercialización de los citados

Decreto Legislativo nº 70 por el que se establecen las sanciones que deben aplicarse en caso de infracción del Reglamento (CE) nº 1829/2003 y del Reglamento (CE) nº 1830/2003 sobre alimentos y piensos modificados genéticamente.

Decreto nº 150 de 2004 para modificar el Decreto que contiene las normas relativas a los nuevos productos alimenticios y los nuevos ingredientes alimentarios elaborados en virtud de la Ley de productos básicos en relación con los Reglamentos (CE) nº 1829/2003 y nº 1830/2003.

Legislación básica, Control de calidad de los alimentos/seguridad alimentaria, Procedimientos higiénicos/sanitarios, Inspección, Procesamiento/manipulación, Institución, Comercio interior, Comercio internacional, Envasado/etiquetado, Trazabilidad/rastreo de productos, Infracciones/sanciones, Sanidad animal

Normativa gmo

Nota: En esta página se examina la legislación de la UE sobre alimentos modificados genéticamente (MG). Originalmente los controles se basaban en los aplicados a los «nuevos alimentos». Sin embargo, en 2003 se adoptó una normativa comunitaria independiente sobre los alimentos modificados genéticamente. Para más detalles sobre la legislación relativa a los «nuevos alimentos», véase la otra página: Legislación sobre nuevos alimentos en la UE. El siguiente diagrama ilustra la evolución de los controles de los OMG y de los «nuevos alimentos»:

Los controles iniciales para la aprobación y el uso de materiales modificados genéticamente en la agricultura se establecieron mediante la Directiva 90/220 sobre la liberación intencional en el medio ambiente de organismos modificados genéticamente. Posteriormente se actualizaron y sustituyeron por la Directiva 2001/18/CE sobre la liberación intencional en el medio ambiente de organismos modificados genéticamente y por la que se deroga la Directiva 90/220/CEE.

El uso de material modificado genéticamente para la alimentación estaba cubierto inicialmente por el Reglamento 258/97 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre nuevos alimentos y nuevos ingredientes alimentarios, que entró en vigor el 15 de mayo de 1997 (los alimentos utilizados antes de esta fecha no se consideraban «nuevos»). Este reglamento contenía disposiciones para la aprobación de material modificado genéticamente como alimento y para la posible exigencia de etiquetado. Sin embargo, antes de mayo de 1997, dos productos modificados genéticamente (uno de soja y otro de maíz) habían sido aprobados para su uso en virtud de la Directiva 90/220 y, por tanto, no podían estar sujetos a los requisitos del Reglamento 258/97 (ya que, por definición, no podían considerarse «nuevos»). Por lo tanto, se adoptaron controles especiales mediante el Reglamento 1813/97 para imponer a estos dos productos modificados genéticamente los mismos requisitos de etiquetado que se habrían exigido en el marco de los controles de nuevos alimentos. Sin embargo, cuando las importaciones empezaban a llegar, aumentó la preocupación de los consumidores y se introdujeron normas especiales de etiquetado adicionales, primero mediante el Reglamento 1139/98 y luego mediante el Reglamento 49/2000.

1881/2006

sobre la aplicación del Reglamento (CE) nº 1830/2003 relativo a la trazabilidad y al etiquetado de organismos modificados genéticamente y a la trazabilidad de los alimentos y piensos producidos a partir de éstos, y por el que se modifica la Directiva 2001/18/CE Texto completo

La mayoría de las partes interesadas han señalado el hecho de que el Reglamento sólo ha estado en funcionamiento durante un período de tiempo limitado y que la experiencia en cuanto a su aplicación es muy escasa. Esto se ha visto agravado por el limitado número de productos MG que se comercializan actualmente en la Unión Europea. Por lo tanto, este informe sólo puede considerarse preliminar y se necesitarán más experiencias e informes para obtener una imagen real de la aplicación del Reglamento.

A pesar de lo anterior, parece que las disposiciones del Reglamento se están aplicando correctamente. Aunque se ha informado de algunos problemas iniciales, parece que se han resuelto en gran medida.

Muchas partes interesadas han señalado la necesidad de abordar específicamente la presencia accidental de material modificado genéticamente «no aprobado», especialmente en lo que respecta a la metodología de detección disponible. No obstante, debe quedar claro que el Reglamento sólo cubre los productos MG que han recibido autorización comunitaria para su comercialización. La Comisión, a través de su Centro Común de Investigación (CCI), sigue abordando esta cuestión y la información relativa a los OMG aprobados en otros países, cuando esté disponible, se incluirá en un registro comunitario de conformidad con el apartado 3 del artículo 9 del Reglamento.

Reglamento (ce) nº 1829/2003

Los reglamentos de la UE son directamente aplicables en los Estados miembros de la UE. No es necesaria su transposición a la legislación nacional. Sin embargo, es posible abordar las responsabilidades nacionales en las ordenanzas nacionales. Por ejemplo, las tareas derivadas del Reglamento (CE) nº 1829/2003 sobre alimentos y piensos modificados genéticamente se asignan a la Oficina Federal de Protección del Consumidor y Seguridad Alimentaria (BVL) según la legislación alemana.

Sin embargo, en el caso de las decisiones de la UE, sólo las cuestiones abordadas en la decisión son vinculantes para las autoridades correspondientes. En este sentido, son similares a los denominados «Verwaltungsakte» (actos administrativos) de la legislación alemana. Por ejemplo, en virtud de la Directiva sobre la liberación intencional de organismos modificados genéticamente, la UE ha decidido la organización de los documentos que deben acompañar a una solicitud de autorización de liberación intencional de OMG en el medio ambiente o de comercialización.

En 2015, la Directiva 2015/412/UE modificó la Directiva 2001/18/CE sobre la liberación intencional de OMG, permitiendo a los Estados miembros de la UE restringir o prohibir el cultivo de plantas modificadas genéticamente en su territorio en determinadas condiciones.