Supuesto practico periodo de adaptacion

Clave de respuesta del estudio de caso 3 sobre el cambio climático

Los 23 estudios de caso realizados en el marco del proyecto BASE analizaron las respuestas y estrategias de adaptación al cambio climático que afectan a diferentes regiones geográficas (por ejemplo, zonas costeras, zonas urbanas) y a diversos sectores (por ejemplo, agricultura, silvicultura y gestión de recursos hídricos, etc.). Los estudios de caso de BASE proporcionan una excelente visión del status-quo de la adaptación en Europa, así como datos comparables sobre la eficacia, los costes y los beneficios, los desafíos de la implementación y los éxitos de las diferentes respuestas. Los investigadores de BASE colaboraron con la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) para que los conocimientos recopilados fueran accesibles y utilizables por los responsables de la toma de decisiones a todos los niveles. Los estudios de caso y las conclusiones del proyecto se integraron en la Plataforma Europea de Adaptación al Clima (Climate-ADAPT).

El 13 de mayo de 2016, durante la Conferencia sobre el Futuro de la Adaptación 2016, Andre’ Jol (AEMA) y Hans Sanderson, coordinador del proyecto BASE, se reunieron para celebrar la contribución de los resultados del proyecto BASE a la Plataforma Europea de Adaptación al Clima.

Estudios de casos de adaptación al cambio climático

La vulnerabilidad y la capacidad de adaptación al cambio climático en las comunidades de Colombia Británica son producto de los procesos sociales y las condiciones ambientales y, especialmente, de su interacción a escala local o regional (Dolan y Walker, 2007). Entre los factores clave que influyen en la capacidad de adaptación en Colombia Británica se encuentran los siguientes

La eficacia de la gobernanza, desde el nivel local hasta el superior, es otro factor que influye en la capacidad de adaptación. A nivel local, la planificación comunitaria es un mecanismo clave para que las partes interesadas en CB consideren e incorporen los efectos del cambio climático. La planificación se rige por la Ley Municipal de la Columbia Británica y otros instrumentos políticos, como los Planes Comunitarios Oficiales (OCP), los códigos locales de zonificación y construcción, y la Reserva de Tierras Agrícolas (ALR) provincial. En la actualidad, son pocos los procesos de toma de decisiones, las políticas y las instituciones regionales que tienen en cuenta explícitamente los posibles efectos del cambio climático. Los distritos de planificación regional, los distritos hídricos y otros «distritos de mejora» son jurisdicciones de nivel medio en Colombia Británica que desempeñarán un papel fundamental en la preparación y la gestión de algunos de los impactos previstos del cambio climático (Jakob et al., 2003), como el suministro de agua y la gestión de las aguas pluviales (véase el apartado 4.4; Burton et al., 2005).

Estudio de caso sobre el calentamiento global pdf

Las acciones contra el cambio climático se han dividido a menudo en dos estrategias: los esfuerzos de mitigación para reducir o eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero de la atmósfera, y los esfuerzos de adaptación para ajustar los sistemas y las sociedades para soportar los impactos del cambio climático. Esta separación ha dado lugar a la opinión errónea de que abordar el cambio climático significa perseguir la mitigación o la adaptación.

Esta división es contraproducente y peligrosa, especialmente para los pueblos costeros, los agricultores, las pequeñas naciones insulares y otras comunidades que se encuentran en la primera línea de los impactos climáticos. La realidad es que la adaptación y la mitigación son dos caras de la misma moneda. De hecho, ya existen métodos y tecnologías que tanto frenan el cambio climático como hacen frente a sus impactos.

No siempre es posible o práctico trabajar únicamente en acciones que sean a la vez de adaptación y de mitigación. Estas acciones tampoco son una bala de plata para resolver la crisis climática. Simplemente, cuando tengan sentido, los gobiernos y las comunidades deberían llevar a cabo estas acciones. A continuación se presentan cinco soluciones que pueden frenar el cambio climático y ayudarnos a afrontar sus impactos al mismo tiempo:

Estudio de caso de mitigación y adaptación al cambio climático

En el norte de Suecia, los impactos del cambio climático son cada vez más evidentes. Para entender mejor cómo afecta esto a la cría de renos y cómo se pueden abordar los impactos, cuatro distritos sami llevaron a cabo análisis de clima y vulnerabilidad y desarrollaron planes de acción.

Con el cambio climático, los chubascos repentinos pueden ser más frecuentes e intensos. Las zonas con superficies duras (como el asfalto) y los lugares bajos pueden correr el riesgo de inundarse. La cartografía de los chaparrones proporciona una indicación de las zonas especialmente vulnerables a este fenómeno.

La capacidad de hacer frente a los retos del cambio climático requiere la colaboración de los distintos agentes de la sociedad. El arte puede ayudar a romper las barreras que representan obstáculos para la transición y la adaptación al clima.

El verano de 2018 fue extremadamente caluroso y seco en Suecia. Se ha demostrado que los llamados cultivos culturales soportan el estrés causado por la sequía mejor que nuestros cereales más comunes. Por lo tanto, los cultivos culturales podrían funcionar como una buena alternativa en un clima cambiado.