Trámite de audiencia procedimiento administrativo

significado de la audiencia administrativa

Los asuntos y litigios relacionados con el derecho administrativo se tramitan a través del sistema de derecho administrativo. Las audiencias administrativas utilizan muchos de los mismos procesos y procedimientos utilizados en los tribunales tradicionales. Mientras que los procedimientos judiciales son supervisados por un juez, las audiencias administrativas son dirigidas por un juez de derecho administrativo (ALJ). Una de las principales diferencias entre un procedimiento judicial tradicional y una audiencia administrativa es que el juez de derecho administrativo que lo preside actúa como juez de instrucción. En otras palabras, los procedimientos de derecho administrativo se llevan a cabo prácticamente siempre como juicios sin jurado.

En la audiencia administrativa, las partes aportan hechos, pruebas y argumentos en apoyo de una determinada resolución. La parte que presenta la demanda o recurre una decisión administrativa anterior tiene la carga de la prueba durante el procedimiento. Por lo general, el primer asunto que aborda el ALJ es la consideración de cada una de las pruebas que las partes pretenden presentar como evidencia y asegurarse de que cada parte tenga una copia. Una vez que se hayan contabilizado las pruebas, el ALJ las admitirá en el expediente de la audiencia. A continuación, el ALJ presenta un resumen de las cuestiones que se debatirán en el caso y los asuntos que se decidirán.

oficina de audiencias administrativas

La mayoría de los casos impugnados se desarrollan como un juicio informal ante un juez sin jurado. El protocolo básico de la audiencia se establece en una norma de la OAH[1]. Tras convocar la audiencia, el ALJ establece las normas básicas de procedimiento. A continuación, se incorporan al acta todas las estipulaciones o acuerdos. Las partes pueden hacer una declaración de apertura, después de lo cual la parte con la carga de la prueba comienza la presentación de pruebas mediante testigos o documentos. Las partes adversas realizan el contrainterrogatorio.

La Ley de Procedimiento Administrativo (APA) establece los derechos específicos de una parte en una audiencia de caso impugnado, incluyendo el derecho a presentar pruebas y argumentos con respecto a las cuestiones pertinentes[2] Cada parte tiene el derecho de repreguntar a los testigos y el derecho a presentar pruebas de refutación[3] Cualquier parte puede ser representada por un abogado o por un no abogado a menos que esto constituya la práctica no autorizada de la ley[4] No hay ninguna autoridad legal que permita el nombramiento de un abogado cuando una parte no puede pagar uno. Los casos federales han sostenido que el nombramiento de un abogado para las partes indigentes en los procedimientos administrativos no es requerido por la sexta enmienda o la cláusula del debido proceso[5].

ejemplo de audiencia administrativa

Los asuntos y litigios relacionados con el derecho administrativo se tramitan a través del sistema de derecho administrativo. Las audiencias administrativas utilizan muchos de los mismos procesos y procedimientos utilizados en los tribunales tradicionales. Mientras que los procedimientos judiciales son supervisados por un juez, las audiencias administrativas son dirigidas por un juez de derecho administrativo (ALJ). Una de las principales diferencias entre un procedimiento judicial tradicional y una audiencia administrativa es que el juez de derecho administrativo que lo preside actúa como juez de instrucción. En otras palabras, los procedimientos de derecho administrativo se llevan a cabo prácticamente siempre como juicios sin jurado.

En la audiencia administrativa, las partes aportan hechos, pruebas y argumentos en apoyo de una determinada resolución. La parte que presenta la demanda o recurre una decisión administrativa anterior tiene la carga de la prueba durante el procedimiento. Por lo general, el primer asunto que aborda el ALJ es la consideración de cada una de las pruebas que las partes pretenden presentar como evidencia y asegurarse de que cada parte tenga una copia. Una vez que se hayan contabilizado las pruebas, el ALJ las admitirá en el expediente de la audiencia. A continuación, el ALJ presenta un resumen de las cuestiones que se debatirán en el caso y los asuntos que se decidirán.

audiencia administrativa de prueba

Los procedimientos administrativos de adjudicación son procedimientos adversos formales llevados a cabo por un juez de derecho administrativo, que emite una decisión recomendada al director de la CFPB. El director emite una decisión final, adoptando o modificando la decisión recomendada por el juez de derecho administrativo.

La Oficina inicia un procedimiento de adjudicación administrativa mediante la presentación de una notificación de cargos en la que se alega la violación de una ley de protección del consumidor. A diferencia de los casos presentados en los tribunales federales, los procedimientos de adjudicación administrativa tienen lugar ante un tribunal de la agencia administrativa. Un juez de derecho administrativo preside los procedimientos de adjudicación administrativa de manera justa, imparcial y rápida y tiene un papel similar al de un juez de primera instancia. Estos procedimientos funcionan de manera similar a los juicios en los tribunales federales de distrito, aunque los procedimientos de adjudicación administrativa tienen algunas diferencias, incluyendo sus normas probatorias. La Oficina de Adjudicación Administrativa (OAA) mantiene el registro público oficial de todos los procedimientos administrativos. Los procedimientos se llevan a cabo de acuerdo con las Reglas de Práctica para los Procedimientos de Adjudicación.