Resultado del ejercicio balance de situacion

balance de situación

El término balance se refiere a un estado financiero que informa de los activos, pasivos y fondos propios de una empresa en un momento determinado. Los balances proporcionan la base para calcular las tasas de rendimiento para los inversores y evaluar la estructura de capital de una empresa. En resumen, el balance es un estado financiero que proporciona una instantánea de lo que una empresa posee y debe, así como de la cantidad invertida por los accionistas. El balance puede utilizarse junto con otros estados financieros importantes para realizar análisis fundamentales o calcular ratios financieros.

El balance proporciona una visión general del estado de las finanzas de una empresa en un momento dado. Por sí solo, no puede dar una idea de las tendencias que se están produciendo durante un periodo más largo. Por ello, el balance debe compararse con los de periodos anteriores.

Los inversores pueden hacerse una idea del bienestar financiero de una empresa utilizando una serie de ratios que pueden derivarse de un balance, como el ratio deuda-capital y el ratio de prueba ácida, entre otros muchos. La cuenta de resultados y el estado de flujos de efectivo también proporcionan un contexto valioso para evaluar las finanzas de una empresa, al igual que cualquier nota o adenda de un informe de resultados que pueda hacer referencia al balance.

beneficios antes de intereses y…

El balance y la cuenta de pérdidas y ganancias son dos de los tres estados financieros que las empresas emiten regularmente. Estos estados proporcionan un registro continuo de la situación financiera de una empresa y son utilizados por acreedores, analistas de mercado e inversores para evaluar la solidez financiera y el potencial de crecimiento de una empresa.  El tercer estado financiero se llama estado de flujos de caja.

Un balance informa de los activos, pasivos y fondos propios de una empresa en un momento determinado. Proporciona una base para calcular las tasas de rendimiento y evaluar la estructura de capital de la empresa. Este estado financiero proporciona una instantánea de lo que una empresa posee y debe, así como de la cantidad invertida por los accionistas.

El balance muestra los recursos o activos de una empresa, y también muestra cómo se financian esos activos, ya sea a través de la deuda en el pasivo o mediante la emisión de capital como se muestra en el capital social. El balance proporciona tanto a los inversores como a los acreedores una instantánea de la eficacia con la que la dirección de una empresa utiliza sus recursos. Al igual que los demás estados financieros, el balance se utiliza para realizar análisis financieros y calcular ratios financieros. A continuación se muestran algunos ejemplos de las partidas de un balance típico.

ejemplo de estado financiero

En la mayoría de las empresas industriales el resultado financiero es negativo, ya que los intereses cobrados por los préstamos suelen ser superiores a los ingresos procedentes de las inversiones (dividendos). Si una empresa registra un resultado financiero positivo a lo largo de varios periodos, hay que preguntarse cuánto capital se invierte y a qué tipo de interés, y si este capital no daría un mayor rendimiento si se invirtiera en el crecimiento de la empresa. Si los resultados financieros son constantes y positivos, la empresa también tiene que hacer frente a las crecientes demandas de distribuciones especiales a sus accionistas.

{\displaystyle \textstyle {\begin{aligned}{mbox{resultado financiero}}&={mbox{ingresos por intereses}}&-{mbox{gastos por intereses}}&&pm {{mbox{descargas de activos financieros}} {\mbox{descargas de valores negociables}}&&+{mbox{otros ingresos y gastos financieros}}end{aligned}}.

formato de la cuenta de resultados

En la mayoría de las empresas industriales el resultado financiero es negativo, ya que los intereses cobrados por los préstamos suelen ser superiores a los ingresos procedentes de las inversiones (dividendos). Si una empresa registra un resultado financiero positivo a lo largo de varios periodos, hay que preguntarse cuánto capital se invierte y a qué tipo de interés, y si este capital no daría un mayor rendimiento si se invirtiera en el crecimiento de la empresa. Si los resultados financieros son constantes y positivos, la empresa también tiene que hacer frente a las crecientes demandas de distribuciones especiales a sus accionistas.

{\displaystyle \textstyle {\begin{aligned}{mbox{resultado financiero}}&={mbox{ingresos por intereses}}&-{mbox{gastos por intereses}}&&pm {{mbox{descargas de activos financieros}} {\mbox{descargas de valores negociables}}&&+{mbox{otros ingresos y gastos financieros}}end{aligned}}.