Que significa sin animo de lucro

sin ánimo de lucro 501c3

Una organización o fundación sin ánimo de lucro (NPO), también conocida como entidad no empresarial, organización sin ánimo de lucro o institución sin ánimo de lucro, se dedica a promover una causa social concreta o a defender un punto de vista compartido. En resumen, se trata de una empresa/corporación a la que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha concedido la exención de impuestos porque fomenta una misión o área de trabajo religiosa, científica, benéfica, educativa, literaria, de seguridad pública o de prevención de la crueldad. una organización necesita solicitar el 501(c) antes de operar con una exención de impuestos.

El término pretende describir una organización sin ánimo de lucro que no opera principalmente para obtener beneficios. En cambio, es una organización cuya misión se centra en promover una causa social o un objetivo o misión compartida. El término «sin ánimo de lucro» se utiliza ampliamente para describir los diferentes tipos de ONL y ONPF. En realidad, hay unas tres docenas de tipos diferentes de organizaciones sin ánimo de lucro que el Congreso ha creado.

Técnicamente, según el código 501(c) del IRS, hay dos tipos principales de organizaciones sin ánimo de lucro: las organizaciones sin ánimo de lucro (ONL) y las organizaciones sin ánimo de lucro (ONL). Las NPO sirven al público a través de bienes y servicios, mientras que una organización sin ánimo de lucro (NFPO) puede servir sólo a un grupo de miembros.    501(c)(3), son organizaciones que son «corporaciones, fondos o fundaciones que operan con fines religiosos, caritativos, científicos, literarios o educativos». Por el contrario, las ONPF pueden existir para grupos o miembros más privados. Otros tipos son:

sin ánimo de lucro vs. sin ánimo de lucro

Las organizaciones sin ánimo de lucro son tipos de organizaciones que no obtienen beneficios para sus propietarios. Todo el dinero ganado o donado a una organización sin ánimo de lucro se utiliza para perseguir los objetivos de la organización y mantenerla en funcionamiento.  Normalmente, las organizaciones del sector no lucrativo son organizaciones benéficas exentas de impuestos u otros tipos de organizaciones de servicio público, y como tales, no están obligadas a pagar la mayoría de los impuestos. En una organización sin ánimo de lucro, los ingresos no se distribuyen entre los miembros, directores o funcionarios del grupo. También hay corporaciones sin ánimo de lucro conocidas como corporaciones sin acciones. Algunas organizaciones sin ánimo de lucro muy conocidas son la Cruz Roja Americana, United Way y el Ejército de Salvación.

Casi todo el mundo puede fundar una organización sin ánimo de lucro y solicitar la exención de impuestos, pero la mayoría de las organizaciones sin ánimo de lucro no podrán optar al estatus 501(c)(3). El 501c3 es sólo para organizaciones benéficas. Pero las organizaciones sin ánimo de lucro pueden ser organizaciones como clubes sociales que existen para servir a sus miembros. Pueden estar exentas de impuestos, pero no de la 501(c)(3).

similitudes entre las organizaciones con y sin ánimo de lucro

El superávit -es decir, la parte de los ingresos que queda después de pagar los gastos de funcionamiento-, que podría considerarse similar a los «beneficios», debe destinarse a los fines benéficos o públicos para los que se organizó, y no pagarse como dividendo o beneficio a nadie relacionado con su gestión u organización.

La organización no sólo debe cumplir los requisitos que el estado en el que está organizada establece para las organizaciones sin ánimo de lucro, sino que también debe cumplir la compleja normativa del IRS. Estos reglamentos se utilizan no sólo para determinar si la organización está exenta de impuestos en virtud de sus actividades como organización sin ánimo de lucro. Si el propósito de la organización es uno de los descritos en el artículo 501(c)(3) del Código de Rentas Internas,[3] puede solicitar una resolución que determine que las donaciones a la misma son deducibles de impuestos para las personas o entidades comerciales que las realizan. La propia organización estará exenta de impuestos siempre que no realice actividades empresariales no relacionadas. En ese caso, estas organizaciones deben presentar el formulario 990.[4]

ventajas e inconvenientes de las organizaciones sin ánimo de lucro

El término «sin ánimo de lucro» significa cosas diferentes para muchas personas distintas. Es una palabra de uso común sin un entendimiento común entre el escritor y el lector. La gente suele utilizar las palabras «sin ánimo de lucro» y «exento de impuestos» indistintamente. El Congreso ha creado casi tres docenas de tipos de organizaciones exentas de impuestos en diferentes secciones del código fiscal. Entre ellas se encuentran la sección 501(c)(4) (organizaciones de bienestar social, asociaciones de propietarios y compañías de bomberos voluntarios), la sección 501(c)(5) (incluye a los sindicatos), la sección 501(c)(6) (incluye a las cámaras de comercio) y la sección 501(k) (organizaciones de cuidado de niños). Cada sección identifica ciertas condiciones que deben cumplirse para estar exentas de pagar impuestos federales sobre la renta. La única condición común es no repartir beneficios («ninguna parte de los beneficios netos de la organización puede redundar en beneficio de ningún accionista privado o individuo»); de ahí el término «sin ánimo de lucro». La sección 501(c)(3) del código fiscal se refiere a las «organizaciones benéficas públicas» (también conocidas como organizaciones benéficas sin ánimo de lucro) y a las «fundaciones privadas». El código fiscal considera que las «iglesias y organizaciones religiosas» (que el IRS define como mezquitas, sinagogas, templos y otros lugares de culto) son «organizaciones benéficas públicas».