Que es la regla de gasto

Economía socialista

El gasto público es el gasto realizado por el gobierno de un país en necesidades y deseos colectivos, como pensiones, provisiones (como educación, sanidad y vivienda), seguridad, infraestructuras, etc.[1] Hasta el siglo XIX, el gasto público estaba limitado, ya que las filosofías del laissez faire creían que el dinero que se dejaba en manos privadas podía dar mejores rendimientos. En el siglo XX, John Maynard Keynes argumentó el papel del gasto público en la determinación de los niveles de renta y la distribución en la economía. Desde entonces, el gasto público ha mostrado una tendencia creciente. Las fuentes de ingresos públicos incluyen los impuestos y los ingresos no fiscales.

En los siglos XVII y XVIII, el gasto público se consideraba un despilfarro de dinero. Los pensadores creían que el gobierno debía limitarse a sus funciones tradicionales de gasto en defensa y mantenimiento de la ley y el orden.

En la economía pública existen varias teorías sobre la fiscalidad. Los gobiernos de todos los niveles (nacional, regional y local) necesitan obtener ingresos de diversas fuentes para financiar los gastos del sector público. Los detalles de la fiscalidad se guían por dos principios: quién se beneficiará y quién puede pagar. Por gasto público se entiende el gasto en la actividad de desarrollo y no desarrollo, como la construcción de carreteras y presas, y otras actividades.

Qué es una política fiscal sólida

ResumenLa referencia de gasto es un indicador de la evolución del gasto público introducido en 2011 en el ya complejo marco de las normas fiscales europeas, siendo una aplicación muy específica de una regla de gasto. Sin embargo, es un indicador bastante complejo y no es adecuado para el uso a nivel nacional por parte de las Instituciones Fiscales Independientes -que supervisan el cumplimiento de las reglas fiscales nacionales-, ya que se basa en los datos de la Comisión Europea y el juicio no está disponible en tiempo real. Este documento aboga por una mayor transparencia y una simplificación de este indicador para reducir la dependencia de variables no observables. Estas mejoras son esenciales, ya que la mayoría de las propuestas existentes para reformar las normas fiscales de la Unión Europea pretenden utilizar una regla de gasto como norma fiscal operativa, una función que el indicador de gasto no puede cumplir tal cual.

donde g es la tasa de crecimiento del PIB potencial. Dado que el déficit estructural es, por definición, igual al gasto estructural total menos los ingresos estructurales (R), y que el gasto estructural total podría dividirse en gasto primario estructural (PE) y pagos de intereses (rB), donde r es el tipo implícito de la deuda (B), entonces:

Significado del gasto nacional

El marco de la política fiscal consta de varios objetivos y principios para la política fiscal, así como de métodos para su seguimiento y evaluación y para garantizar la transparencia. El marco consta de los siguientes elementos:

El seguimiento del objetivo de superávit se centra en la comparación del objetivo de superávit y el préstamo neto estructural. El préstamo neto estructural es una estimación de la magnitud del préstamo neto si no se viera afectado por la situación económica o por efectos puntuales de la política fiscal.

La Autoridad Nacional de Gestión Financiera de Suecia y el Instituto Nacional de Investigación Económica evalúan de forma independiente la evolución macroeconómica y financiera del sector público, y presentan recomendaciones sobre la orientación de la política fiscal.

Para garantizar que el marco de la política fiscal rige la política y que el seguimiento de la misma es posible, es importante que la información sobre la política fiscal sea transparente y completa. Los ciudadanos deben poder conocer la política fiscal.

Desventajas del gasto público

Definición:  El gasto público se refiere a la compra de bienes y servicios, que incluyen el consumo público y la inversión pública, y los pagos de transferencia que consisten en transferencias de ingresos (pensiones, prestaciones sociales) y transferencia de capital.

¿Cuál es la definición de gasto público?  Un gobierno gasta dinero en el suministro de bienes y servicios que no son proporcionados por el sector privado pero que son importantes para el bienestar de la nación. El gasto público se destina a la defensa de la nación, las infraestructuras, la sanidad y las prestaciones sociales.

Además, los gobiernos subvencionan a las industrias de nueva creación o que no pueden impulsar sus operaciones con la financiación del sector privado, como el transporte o la agricultura. Las transferencias de pensiones no son un instrumento flexible de política fiscal, mientras que las prestaciones de desempleo dependen del ciclo de la economía, es decir, de la recesión o la expansión. Por el contrario, las transferencias de ingresos a las empresas privadas en forma de incentivos financieros y fiscales refuerzan la actividad inversora y el empleo. En este sentido, el gasto público permite la redistribución de la renta.