Ley orgánica de conflictos jurisdiccionales

wikipedia

Los conflictos de competencia entre los tribunales de cualquier área de derecho de la jurisdicción ordinaria y los tribunales militares son resueltos por una sala especial del Tribunal Supremo -la Sala de Conflictos de Jurisdicción- integrada por el Presidente del Tribunal Supremo dos magistrados de la sala del Tribunal Supremo correspondiente al ámbito jurídico en el que se produce el conflicto y dos magistrados de la Sala de lo Militar, todos ellos nombrados por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial.

Dentro de las áreas de derecho de la jurisdicción ordinaria, algunos tribunales pueden especializarse en una materia concreta. Por ejemplo, los juzgados de violencia sobre la mujer, los juzgados de lo mercantil, los juzgados con funciones especiales en materia de sentencias penales y los juzgados de menores.

También pueden crearse juzgados de lo mercantil en ciudades distintas de la capital de la provincia cuando el tamaño de la población, la existencia de centros industriales o comerciales o la actividad económica lo justifiquen. El alcance de la competencia de estos tribunales se establece en función de las necesidades de cada caso concreto.

audiencia real

4. El hecho de que esta práctica no fuera ni mucho menos novedosa, como se señala más adelante, es una de las razones por las que el resumen un tanto cariñoso de Liu sobre la evolución de la República Popular antes de 1978 podría ser útilmente complementado.

7. Incluso en un sistema unitario se producen con frecuencia conflictos de derecho y de jurisdicción. En Francia, por tomar un ejemplo de la tradición del derecho civil, mucho después de la codificación de principios del siglo XIX hubo que desarrollar una maquinaria especial para resolver los conflictos de jurisdicción interdepartamentales entre los tribunales ordinarios que administraban el derecho general y la jerarquía separada de los tribunales administrativos bajo el Conseil d’Etat. En Inglaterra, la compleja relación de las normas sustantivas de derecho y equidad es un recordatorio vivo de lo grave que era el problema interdepartamental de la diversidad jurisdiccional que existía antes de 1873.

8. Ley de Procedimiento Civil de la República Popular China, adoptada por la Cuarta Sesión del Séptimo Congreso Nacional del Pueblo, (NPC), 9 de abril de 1991 (texto en [1991] Zhonghua Renmin Gongheguofagui huibian (Leyes y Reglamentos recopilados de la República Popular China – en adelante FGHB), pp. 3-65). Véanse los arts. 18-39.

es la razón y la fuerza motriz que obliga al individuo a cometer un acto ilegal.

El conflicto de leyes (también llamado derecho internacional privado) es el conjunto de normas o leyes que una jurisdicción aplica a un caso, transacción u otro suceso que tiene conexiones con más de una jurisdicción. [1] Este cuerpo jurídico se ocupa de tres grandes temas: la jurisdicción, las normas relativas a cuándo es apropiado que un tribunal conozca de un caso de este tipo; las sentencias extranjeras, que se ocupan de las normas por las que un tribunal de una jurisdicción obliga a cumplir una sentencia de un tribunal de otra jurisdicción; y la elección de la ley, que aborda la cuestión de qué leyes sustantivas se aplicarán en un caso de este tipo[2]. Estas cuestiones pueden surgir en cualquier contexto de derecho privado,[3] pero son especialmente frecuentes en el derecho contractual[4] y el derecho de daños[5].

Es importante señalar que, aunque el conflicto de leyes se refiere generalmente a los litigios de carácter internacional, la ley aplicable en sí misma es la ley nacional. Esto se debe a que, a diferencia del derecho internacional público (más conocido simplemente como derecho internacional), el conflicto de leyes no regula la relación entre países, sino cómo los países individuales regulan internamente los asuntos de los individuos con conexiones con más de una jurisdicción. Sin duda, como en otros contextos, el derecho interno puede verse afectado por los tratados internacionales de los que un país es parte.

la real audiencia

El Tribunal Constitucional es la más alta jurisdicción del Estado en materia constitucional. Es el juez de la constitucionalidad de las leyes y de la regularidad de las elecciones. Garantiza los derechos fundamentales de la persona y las libertades públicas. Es el órgano regulador del funcionamiento de las instituciones y de la actividad de los poderes públicos. (Art. 83)

– los reglamentos de la Asamblea Nacional y del Senado, los reglamentos de procedimiento del Tribunal Constitucional y los reglamentos del Consejo Económico, Social y Medioambiental, antes de su aplicación, sobre su conformidad con la Constitución;

El Tribunal Constitucional se somete a él en caso de litigio sobre la validez de una elección, por parte de cualquier elector, cualquier candidato, cualquier partido político o delegado del Gobierno en las condiciones previstas por la ley orgánica del Tribunal Constitucional. (Art. 84)

Las demás categorías de leyes, así como las ordenanzas, podrán ser sometidas al Tribunal Constitucional, bien por el Presidente de la República, bien por el Primer Ministro, bien por los Presidentes de las Cámaras del Parlamento o por una décima parte (1/10) de los miembros de cada Cámara, bien por los Presidentes del Tribunal de Casación, del Consejo de Estado y del Tribunal de Cuentas, bien por cualquier ciudadano o cualquier persona jurídica perjudicada por la ley o la ordenanza impugnada.