Ganancia patrimonial disolucion sociedad limitada

Consecuencias fiscales de la disolución de una srl

Desde el 6 de abril de 2001 existe la sociedad de responsabilidad limitada o LLP, que ofrece algunas ventajas interesantes tanto para las personas que ya tienen un negocio como para las que están a punto de crearlo.

Uno de los problemas de una sociedad convencional es que cada socio tiene una responsabilidad ilimitada por todas las deudas de la sociedad.    Operar a través de una sociedad de responsabilidad limitada supera este problema, por supuesto, pero una de las desventajas es que una empresa se grava como una entidad independiente.    Esto puede dar lugar a elevadas cotizaciones a la Seguridad Social por la obtención de una remuneración y a una posible doble imposición del impuesto sobre las plusvalías cuando la sociedad obtiene una ganancia de capital y los accionistas desean participar en el beneficio.

Un socio de una sociedad de responsabilidad limitada sólo es responsable en la medida de su inversión en la sociedad, a menos que haya habido negligencia.    Aunque una LLP es una entidad independiente, los impuestos se aplican normalmente de forma «transparente», es decir, los beneficios se gravan a cada socio.

En el caso de una LLP que ejerce una actividad comercial, profesional o empresarial, se evita el «efecto de doble impuesto sobre las ganancias de capital» que se aplica a las empresas (por el que una ganancia se grava en la empresa y hay que pagar más impuestos si los beneficios se retiran de la empresa).

Impuesto sobre las plusvalías de las sociedades limitadas

Las sociedades nacionales, ya sean sociedades S o C, se liquidan aplicando los arts. 331 a 346. Este análisis ofrece una revisión de las normas que se aplican a las sociedades que se liquidan, pero no aborda las excepciones establecidas en el art. 361 a través de un plan de reorganización o las excepciones derivadas de tener sociedades liquidadoras extranjeras o accionistas extranjeros.

Cuando una sociedad nacional se liquida parcial o totalmente a través de un evento único o a través de una serie de distribuciones en el reembolso de parte o la totalidad de las acciones de la sociedad de conformidad con un plan, el efectivo y el valor justo de mercado (FMV) de la propiedad recibida por un accionista se trata generalmente como producto a cambio de las acciones, a menos que el accionista sea una sociedad calificada. Si se produce una distribución completa en el plazo de un año fiscal a partir de la fecha de la primera distribución, ésta se considerará generalmente como una distribución de liquidación.

Ejemplos de liquidación de empresas

(a) los beneficios o las ganancias derivados de la transmisión de un activo de capital con motivo de la disolución de una empresa u otra asociación de personas (AOP) o de una entidad de personas físicas (BOI) (que no sea una empresa o una sociedad cooperativa) o de otro modo, se han de gravar como ingresos de dicha empresa o AOP o BOI del año anterior en el que se produce dicha transmisión;

Cuando un socio o antiguo socio recibe o distribuye una cantidad o propiedad por la disolución o reconstitución de la empresa, las implicaciones del impuesto sobre la renta en estos casos en manos del socio o de la empresa siempre han sido una cuestión controvertida. Algunas de las cuestiones se enumeran a continuación:

(f) Cuando una empresa realiza la revalorización de la propiedad o registra el activo autogenerado en los libros de contabilidad y acredita la ganancia correspondiente en las cuentas de capital de los socios, ¿cuál debe ser el tratamiento fiscal de la cantidad recibida por el socio en exceso de su aportación de capital realizada a cuenta de dicha revalorización o activo autogenerado?

Liquidación de la sociedad de distribución

Desde la última vez que se conectó, nuestra declaración de privacidad ha sido actualizada. Queremos asegurarnos de que está al día de cualquier cambio y, por ello, le pedimos que se tome un momento para revisar los cambios. No seguirá recibiendo las suscripciones de KPMG hasta que acepte los cambios.

Esta sección explica cómo las normas fiscales suecas afectan a las fusiones y adquisiciones (M&A) y las consideraciones clave que se derivan de estas normas. El resto de este informe aborda tres decisiones fundamentales a las que se enfrenta un posible comprador:

El 29 de abril de 2020, el Ministerio de Finanzas sueco remitió una propuesta de consulta relativa a una nueva ley sobre la retención de impuestos sobre los dividendos. Si la propuesta se implementa en la legislación sueca, la actual Ley de Retención Fiscal será sustituida en 2022.

Sin embargo, no hay que ignorar los beneficios de las adquisiciones de activos para el comprador, sobre todo teniendo en cuenta que el fondo de comercio adquirido se beneficia de la deducción fiscal. A continuación se exponen algunas de las consideraciones fiscales pertinentes para cada método. Las ventajas relativas se resumen al final del informe.