Directiva 200388

Directiva 89/391/cee

Los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para que, cuando la jornada laboral sea superior a seis horas, todo trabajador tenga derecho a una pausa de descanso, cuyas modalidades, incluida la duración y las condiciones de su concesión, se establecerán en los convenios colectivos o en los acuerdos entre interlocutores sociales o, en su defecto, en la legislación nacional.

Los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para que, por cada período de siete días, todo trabajador tenga derecho a un período mínimo de descanso ininterrumpido de 24 horas, más las 11 horas de descanso diario a que se refiere el artículo 3.

A los efectos de la letra b), los trabajos que entrañen riesgos especiales o un gran esfuerzo físico o mental serán definidos por las legislaciones y/o prácticas nacionales o por los convenios colectivos o acuerdos celebrados entre los interlocutores sociales, teniendo en cuenta los efectos y riesgos específicos del trabajo nocturno.

Los Estados miembros podrán someter el trabajo de determinadas categorías de trabajadores nocturnos a ciertas garantías, en las condiciones establecidas por las legislaciones y/o prácticas nacionales, en el caso de los trabajadores que corran riesgos para su seguridad o su salud relacionados con el trabajo nocturno.

Directiva sobre el tiempo de trabajo en el reino unido

Utilice las comillas para buscar una «frase exacta». Añada un asterisco (*) a un término de búsqueda para encontrar variaciones del mismo (transp*, 32019R*). Utilice un signo de interrogación (?) en lugar de un solo carácter en el término de búsqueda para encontrar variaciones del mismo (ca?e encuentra case, cane, care).

DO L 299 de 18.11.2003, p. 9-19 (ES, DA, DE, EL, EN, FR, IT, NL, PT, FI, SV)Edición especial en checo: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en estonio: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en letón: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en lituano: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en húngaro Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en maltés: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en polaco: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en eslovaco: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en esloveno: Capítulo 05 Tomo 004 P. 381 – 391Edición especial en búlgaro: Capítulo 05 Tomo 007 P. 3 – 13Edición especial en rumano: Capítulo 05 Tomo 007 P. 3 – 13Edición especial en croata: Capítulo 05 Tomo 002 P. 31 – 41

La directiva marco

La Directiva Europea sobre el Tiempo de Trabajo (DTT), 2003/88/CE, fue concebida para proteger al trabajador limitando las horas de trabajo individuales por semana y estableciendo normas mínimas para el tiempo de descanso y las vacaciones anuales. La Directiva se aplica en toda la UE y regula muchos entornos de trabajo diferentes, incluidos los de los médicos. Se expondrán las principales características de la Directiva, así como sus ventajas e inconvenientes. Además, se analizarán las consecuencias para los médicos en formación.

Tradicionalmente, los médicos jóvenes trabajan mucho más de las 48 horas semanales habituales y tienen pocos periodos de descanso. Esta Directiva pretende proteger a los jóvenes médicos de los peligros de las horas extraordinarias y garantiza unos periodos de descanso adecuados. Los estudios han demostrado que seguir la norma de las 48 horas semanales reduce la posibilidad de cometer errores. No obstante, existe la posibilidad de excluirse de esta Directiva. Los médicos pueden ampliar su horario de trabajo, pero no pueden reducir los periodos de descanso. Sin embargo, la exclusión voluntaria puede ser peligrosa porque puede utilizarse para la explotación laboral. Por lo tanto, la exclusión voluntaria debe considerarse cuidadosamente.

Directiva sobre el tiempo de trabajo de 1993

La Directiva 2003/88/CE o Directiva sobre la ordenación del tiempo de trabajo (DTT) es una Directiva del Derecho de la Unión Europea. Da a los trabajadores de la UE el derecho a un mínimo de 4 semanas de vacaciones pagadas al año, a pausas de descanso y a un descanso de al menos 11 horas en 24 horas; restringe el trabajo nocturno excesivo; un día libre después de una semana de trabajo; y establece el derecho a no trabajar más de 48 horas por semana. Se publicó como una actualización de las versiones anteriores del 22 de junio de 2000 y del 23 de noviembre de 1993[1]. Dado que el tiempo de trabajo excesivo se cita como una de las principales causas de estrés, depresión y enfermedad, el objetivo de la directiva es proteger la salud y la seguridad de las personas. Un estudio histórico llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo reveló que la exposición a largas jornadas laborales es común en todo el mundo, con un 8,9%, y según estas estimaciones de las Naciones Unidas es el factor de riesgo laboral con la mayor carga de enfermedad atribuible, es decir, se estima que en 2016 se produjeron 745.000 muertes por cardiopatía isquémica y accidentes cerebrovasculares[2] Esta evidencia ha dado un renovado impulso a los límites máximos del tiempo de trabajo para proteger la vida y la salud humanas.