Deposito de cuentas anuales

Normas contables de los países bajos

Los estados financieros de los bancos son algo diferentes a los de la mayoría de las empresas que analizan los inversores. Por ejemplo, no hay cuentas por cobrar o inventario para medir si las ventas están aumentando o disminuyendo. Además, los estados financieros de los bancos tienen varias características únicas, como la presentación del balance y la cuenta de resultados.  Sin embargo, una vez que los inversores tienen una sólida comprensión de cómo los bancos obtienen ingresos y cómo analizar lo que está impulsando esos ingresos, los estados financieros de los bancos son relativamente fáciles de entender.

Los bancos captan depósitos de consumidores y empresas y pagan intereses por algunas de las cuentas. A su vez, los bancos toman los depósitos e invierten esos fondos en valores o prestan a las empresas y a los consumidores. Como los bancos reciben intereses por sus préstamos, sus beneficios se derivan del diferencial entre el tipo que pagan por los depósitos y el tipo que ganan o reciben de los prestatarios. Los bancos también obtienen ingresos por intereses al invertir su efectivo en valores a corto plazo, como los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Cuentas de la empresa sueca

Como el Gobierno de la Nación anda apurado de dinero, el 31 de enero entró en vigor el Real Decreto 2/2021, de 12 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas (el «Reglamento»). Las disposiciones adicionales décima y undécima del Reglamento harán que el «olvidado» artículo 283 de la Ley adquiera una gran actualidad: prevé una estrecha colaboración entre los registros mercantiles, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas y, no menos importante, la Administración Tributaria, para perseguir a aquellas sociedades inactivas que no hayan presentado sus cuentas anuales en los tres ejercicios anteriores (el plazo de prescripción es de tres años).

Dicho esto, es aconsejable, en caso de que su empresa se encuentre en una de las situaciones mencionadas anteriormente, depositar las cuentas anuales de los ejercicios pendientes o proceder a la liquidación de la empresa, ya que se prevé que la aplicación de un régimen sancionador se convierta en una práctica habitual. Conviene recordar que la falta de depósito de las cuentas anuales puede implicar también una posible responsabilidad para los miembros del órgano de administración.

Estados financieros de las empresas belgas

Las empresas en España tienen un plazo de tres meses para la elaboración de las cuentas anuales y un plazo de seis meses para su aprobación por la Junta General de Accionistas. Las cuentas anuales deben depositarse en el Registro Mercantil durante el mes siguiente a la Junta General de Accionistas.

De acuerdo con la Ley de Sociedades de Capital, los administradores de la sociedad son los encargados de formular las cuentas anuales (en un plazo máximo de tres meses desde el cierre del ejercicio).

También está entre sus obligaciones convocar la junta general ordinaria (en los seis primeros meses de cada ejercicio) para aprobar las cuentas anuales del ejercicio anterior, censurar la gestión social y decidir sobre la aplicación del resultado del ejercicio.

No obstante, si las cuentas anuales no han sido depositadas por no haber sido aprobadas por la Junta General, podrá evitarse el cierre del registro, siempre que esta circunstancia pueda acreditarse mediante certificación del órgano de administración expresando la causa de la falta de aprobación. Si dicha causa persiste en el tiempo, el certificado deberá presentarse cada 6 meses.

Ejercicio financiero en los países bajos

Desde 2005, las cuentas consolidadas de las empresas que cotizan en bolsa deben elaborarse según las normas internacionales de contabilidad o NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera). Las empresas que no cotizan en bolsa tienen la opción de utilizar estas normas para elaborar sus cuentas consolidadas.

Es la fecha de depósito de las cuentas anuales, y no la fecha del balance, la que determina la inclusión o no de una empresa en el fichero. No obstante, puede comprobar en cualquier momento en nuestra aplicación CONSULTAR si una empresa, institución sin ánimo de lucro o fundación ha presentado ya sus cuentas anuales o sus cuentas anuales consolidadas. Esta aplicación se actualiza una vez al día con las últimas cuentas anuales presentadas.