A quo ad quem

A quo ad quem en línea

ad quo meaning

The a quo refers to the judge who has issued a judgment against which an appeal has been filed. The ad quem refers to the superior judge (court in this case) against whom the appeal is filed.

Parties who are subject to a judicial proceeding in most cases have the possibility of requesting a review of the rulings that the courts draft and issue, which normally terminate the proceeding. The determination made by the court to resolve the legal dispute will always be unfavorable to one or both parties, either because they did not obtain what they wanted to achieve in its entirety or they only obtained a part of everything they intended to obtain.

significado de ad quem

Ad quem es una frase latina que significa literalmente «en» o «a que». Connota un fin firme y específico hacia el que se dirige algo, a menudo en un periodo de tiempo calculable. A menudo se utiliza junto con otras palabras para crear una frase más definida. A veces se confunde con el término latino «a quo», que significa «desde el cual».

A quo y ad quem se utilizan con mayor frecuencia para definir un periodo de tiempo. «A quo» a veces significa el comienzo de este periodo mientras que «as quem» significa el final. Al calcular el tiempo, el primero no se cuenta, pero el segundo sí. Por ejemplo, si el día a quo es el 12 de febrero y el día ad quem es el 20 de febrero, el periodo completo consta de ocho días porque el primer día no se cuenta pero el último sí.

Estos términos también pueden utilizarse para diferenciar entre la fecha más tardía en la que debe ocurrir algo y la fecha más tardía en la que debe ocurrir algo. En este caso, los términos se utilizan a menudo junto con la palabra «terminus», que significa literalmente «mojón», pero que generalmente se utiliza para indicar el final de un camino, viaje o proceso. Por ejemplo, si la última fecha posible aceptable para la finalización de una acción es el 20 de febrero, ese es el terminus ad quem. Si la tarea debe realizarse antes de esa fecha, funcionalmente antes de la medianoche del 19 de febrero, el 20 de febrero es el terminus a quo.

terminus ad quem opuesto

Las monedas de Azes II encontradas en el interior de la arqueta de Bimaran proporcionan un terminus post quem: para que las monedas hayan sido colocadas en su interior, la arqueta fue necesariamente consagrada después del inicio del reinado de Azes II.

Terminus post quem («límite después del cual», a veces abreviado como TPQ) y terminus ante quem («límite antes del cual», abreviado como TAQ) especifican los límites conocidos de datación de eventos o artículos[1][2][3].

Un terminus post quem es la fecha más temprana en la que puede haber ocurrido el acontecimiento o en la que existía el objeto, y un terminus ante quem es la más tardía. Un acontecimiento puede tener tanto un terminus post quem como un terminus ante quem, en cuyo caso los límites del rango de fechas posibles se conocen en ambos extremos, pero muchos acontecimientos tienen sólo uno o el otro. Del mismo modo, terminus ad quem («límite hasta el cual») es la última fecha posible de un acontecimiento no puntual (período, era, etc.), mientras que terminus a quo («límite desde el cual») es la más temprana. Los conceptos son similares a los de límite superior e inferior en matemáticas.